Estrategias de fabricación

Existen varios tipos de estrategias de fabricación, cada una de las cuales utiliza en un enfoque diferente para producir bienes y servicios. Algunos de los tipos más comunes de estrategias de fabricación son los siguientes:

  • Make to Stock (MTS): mediante este punto de vista, se produce una cantidad determinada de productos sin esperar a recibir un pedido específico por parte de un cliente. Los productos se almacenan y se venden cuando se recibe una solicitud de compra. En ese sentido se entra en el campo de la especulación, siendo esta estrategia más adecuada para productos con una demanda elevada y predecible.
  • Assemble to Order (ATO): con este enfoque, se producen componentes básicos y se ensamblan en un producto final después de que se haya recibido un pedido específico por parte del cliente. Añade un grado más de compromiso con el cliente porque permite hacer productos más personalizados sin penalizar el tiempo de entrega.
  • Make to Order (MTO): en este enfoque, se comienza a producir un producto solo después de que se haya recibido un pedido específico por parte del cliente. Existe alto grado de especialización en el producto final aunque el proceso de producción y componentes pueden ser estándar.
  • Engineer to Order (ETO): con esta estrategia se produce un producto personalizado de acuerdo a las especificaciones de un cliente. El diseño y la producción se llevan a cabo después de que se haya recibido un pedido o grupo de pedidos específico. Se trata de productos prácticamente a medida del cliente.
Estrategias productivas

Se puede definir como “punto de desacople del pedido” al punto donde entra el pedido del cliente. Cuanto más cerca está de la salida, el producto está más definido por lo cual hay menos compormiso con el cliente y más grado de especulación.

Cada una de estas estrategias de fabricación tiene sus propias ventajas y desventajas, y la elección de la estrategia adecuada depende de las necesidades y objetivos de la empresa y de la combinación del tipo de producto, del proceso de fabricación y de la demanda.

Contenidos Similares:

Comparte este artículo

¿Quieres saber más?

¿Te ha parecido interesante? Si quieres saber más, contacta conmigo, sin compromisos

Esta página no utiliza cookies de terceros, sólo las mínimas de WordPress para su correcto funcionamiento. Puedes visitar la página de política de cookies para más información:   
Privacidad