Aceptar, admitir, reconocer

Onartu: Aceptar, Admitir, Reconocer. En nuestra cultura no está interiorizada la posibilidad del fracaso. Está visto como algo malo, vergonzoso y a ocultar.

Hace tiempo que estoy tratando de lanzar mi propuesta de negocio como consultor independiente, y estoy en ese momento en el que no sé si avanzo, si consigo terminar tareas, si voy bien o si debería descansar… En cualquier caso, me lo voy creyendo cada día más.

Me ha dado tiempo a leer mucho, sobre todo a los clásicos de mi profesión, de aprender cosas nuevas y sobre todo de mirar para adentro y hacia atrás. Una de las cosas de las que me he alegrado mucho es de como en muchos ámbitos sobre todo ingenieriles y empresariales, se abraza el fracaso como no sólo algo normal sino como algo imprescindible sobre lo cual construir pequeños y grandes éxitos.

Aceptar la casi inevitable probabilidad de fracasar, aunque siga sin gustarme un pelo, no cambia el pasado y cómo me sentí culpable y decepcionado -sobre todo conmigo mismo- pero sí que ha cambiado el enfoque de cómo afrontar el futuro, me ha dado alguna buena idea de cómo seguir con este proyecto, y es que reconocerlo, es el primer paso para cambiar, tanto en personas como en organizaciones.

Contenidos Similares:

Comparte este artículo

Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

¿Quieres saber más?

¿Te ha parecido interesante? Si quieres saber más, contacta conmigo, sin compromisos

Esta página no utiliza cookies de terceros, sólo las mínimas de WordPress para su correcto funcionamiento. Puedes visitar la página de política de cookies para más información:   
Privacidad